Síguenos

Dos KPI’s que controlan tus ventas

Los indicadores de desempeño (KPI’s) son claves para tomar decisiones y determinar cuáles estrategias han sido más efectivas para cumplir tus objetivos.

Pon atención a lo que voy a contarte, porque si llevas un tiempo creando estrategias digitales ya sabrás que los múltiples indicadores y cifras que te arrojan las plataformas sociales no siempre son útiles, porque a estas alturas también has descubierto que NO te sirve tener un alcance amplio o muchos likes, si tu facturación no se mueve…

Y por eso hemos simplificado en dos KPI’s

  1. Conexión: nos referimos a la relevancia de tu mensaje con la audiencia, el ¿por qué? de tu marca y su causa, y a todos los esfuerzos por un posicionamiento coherente.
  2. Visibilidad: tácticas y herramientas para llegar a la audiencia o mercado potencial.

Cuando te enfocas solo en uno, creas problemas de posicionamiento en tu marca, que además producen crisis financieras Por ejemplo si tu estrategia está orientada a conseguir 3000 seguidores nuevos, es posible que te centres en la visibilidad para cumplir con el objetivo.  Pero eso no significa que los 3000 nuevos seguidores se conviertan en clientes activos y rentables (ni siquiera tienes la certeza de quienes son)

Y llegamos al punto clave…

Si por el contrario te planteas como objetivo, conseguir 300 nuevos Leads (contactos), tu estrategia deberá enfocarse en tener alcance, pero también en crear conexión al punto que esas 300 personas estén dispuestas a entregar sus datos y entrar a ser parte de tu comunidad, hasta convertirse en clientes activos (esto dependerá de tu modelo de negocio).

Identificar en dónde has estado dejando todos tus esfuerzos, es el primer paso para corregir tus objetivos e indicadores de marketing.

Para ello, lee los 4 perfiles que hemos creado alineados a nuestros KPI’s estratégicos

  • Mala mar: son marcas que no tienen conexión emocional con sus clientes, tampoco invierten en pauta publicitaria por lo que su alcance es muy bajo, es decir no tienen presencia digital, ni comunicación con sus clientes fuera de la caja registradora. Suelen sufrir de crisis financieras por la falta de ventas y son poco reconocidas en el mercado.

 

  • Al ancla: estas marcas se enfocan en conocer muy bien a sus clientes, de hecho sus clientes suelen convertirse en grandes amigos, pero se concentran tanto en ellos que se convierten en marcas de nicho, sin tomar riesgos o inversiones para ampliar su alcance de mercado.

 

  • A la deriva: estas marcas suelen gastar cifras muy grandes en publicidad, y les encanta usar estrategias de descuentos para impulsar sus ventas, no suelen acercarse a sus clientes sino tienen un bono, premio o cualquier actividad de descuento que sirva de intermediario en la relación. Aunque pueden tener buen volumen de ventas su margen de rentabilidad no es el mejor.

 

  • Viento de popa: se destacan por liderar, conocen muy bien a su cliente ideal y establecen un plan de atracción enfocado en ampliar su alcance y penetración de nuevos mercados. Su empatía y conexión hace que la mayoría de sus clientes se conviertan en embajadores naturales de la marca

Este ejercicio puede ser perturbador, no es fácil encontrarse en mala mar o a la deriva, incluso al ancla puede frustrarte, ten presente que no es un estado permanente. El mercado te da la libertad de moverte si trabajas con inteligencia e integridad. Si tienes un buen producto o servicio que ayuda a las personas a mejorar su vida, solucionar problemas, o a ser más felices, porque: el presupuesto no define el potencial de tu marca.

¡Haz clic para calificar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maqroll Marketing

Con la estrategia apropiada, en el momento adecuado, puedes superar los problemas a los que ahora te enfrentes para hacer crecer tu marca. Somos estrategas conscientes y perseverantes, entendemos tus aspiraciones y trabajamos de la mano de tu equipo para alcanzarlas.